Marketing de nostalgia: los mejores ejemplos

¿Por qué está triunfando el Marketing de Nostalgia?

Un «must» en tu estrategia

Ejemplo de marketing de nostalgia: la Gameboy

Seguro que conoces la frase «Cualquier tiempo pasado fue mejor” y aunque desde Postureando no estamos muy de acuerdo con ella,  sí que en muchas ocasiones sentimos esa añoranza por lo que ya ha pasado y no volverá… ¿o quizá sí? 😎 Hablamos del mejor ejemplo: ¡El marketing de nostalgia!

El marketing de nostalgia nos trae de vuelta experiencias,valores y emociones que teníamos olvidadas.

Cuando hablamos de marketing de nostalgia hablamos de integrar temas o productos del pasado en una estrategia actual, despertando así en el consumidor la añoranza de regresar al pasado mediante la marca. ¡Todo muy “vintage”!

El concepto marketing de nostalgia está siendo cada vez más popular entre las marcas al comprobar su efectividad. Aprovechar esa nostalgia colectiva hacia un pasado que se recuerda como feliz, crea en el consumidor una necesidad por adquirir ciertos productos o servicios que le traen esos sentimientos de vuelta.

Los millennials, en el foco del marketing de nostalgia.

¿Qué cuál es el público más nostálgico para este tipo de marketing? Está claro: la generación millennial. Las marcas están centrando toda su atención en hacerles recordar viejos tiempos y en despertar en ellos esos sentimientos de anhelo ¡si no que se lo digan a Nestle Jungly!

¿Cuál es realmente el secreto del marketing de nostalgia?

Recuperar productos o marcas que ya hemos utilizado anteriormente, nos ayuda a disminuir el estrés que crean las nuevas ofertas y la rapidez con la que estas aparecen. Al reconocer productos y marcas del pasado, recuperamos valores que identificábamos en aquel momento y nos trasladan a experiencias que echamos de menos.

¿Cuáles son las ventajas de este tipo de marketing?

¡Los beneficios que puede traer a tu marca son infinitos! El poder que tienen los recuerdos en la mente del consumidor es una oportunidad increíble que las marcas tienen que aprovechar al máximo. Ya no hablamos simplemente de vender un producto concreto, sino de crear una relación duradera y de confianza con el cliente. ¡Mucho mejor! ¿Verdad?

  • Fortalece el recuerdo de marca e influye en la decisión de compra.
  • Captura la atención de la audiencia y genera enganche.
  • Crea vínculos emocionales y aumenta la fidelización.

Ahora que ya sabes más acerca del Marketing de nostalgia, déjanos tu opinión sobre la entrada en comentarios o ponte en contacto con nosotras 👇🏻

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *